Me siento sola es una de esas frases que en ocasiones pasan por nuestra cabeza. Sentir soledad es una experiencia humana normal. Puedes pensar «me siento sola» cuando estás verdaderamente solo/a en casa o incluso cuando estás en una habitación llena de gente.

Porque sí, cuando te sientes conectado con nadie o sientes que nadie te comprende, es posible que sientas que está completamente sola, incluso si estás rodeado de amigos o familiares.

Me siento sola/o ¿a qué se debe?

Los seres humanos somos instintivamente animales sociales. Es natural que nos sintamos solas o solos cuando estamos aislados de los demás. Como especie tribal, nuestros cerebros se adaptaron para depender de las conexiones sociales como un medio para sobrevivir. 

De hecho, según el neurocientífico John Cacioppo, que ha estudiado la soledad, “la ausencia de conexión social desencadena las mismas alarmas primarias que el hambre, la sed y el dolor físico”.

En pocas palabras: a los humanos no nos va bien si estamos solos.

Sin embargo, la vida moderna, con todas sus comodidades, ha llevado a un fuerte aumento del aislamiento. Como resultado, la soledad va en aumento.

Por eso, si estás pensando en me siento sola o solo, y notas que te estás aislando, tómalo como una señal de advertencia ya que se puede volver contra ti mismo.

El camino del aislamiento conduce a la soledad, la desesperación e incluso la depresión.

¿Por qué me siento sola? Según la ciencia.

Las causas de la soledad y de estos pensamientos de me siento sola incluyen cambios en la vida que conducen al aislamiento social, como mudarse a un lugar nuevo, sufrir una muerte cercana o el final de una relación.

En algunos casos, la soledad está relacionada con condiciones de salud mental como la depresión. Las personas con baja autoestima también pueden tender a sentirse solas si tienen dificultades para establecer conexiones sociales.

Si bien todos tenemos esta sensación de estar solos, en circunstancias extremas en las que verdaderamente estamos demasiados solos, nos puede afectar negativamente tanto a la salud física como a la emocional.

Algunas investigaciones han arrojado un poco de luz sobre la soledad. De hecho, puede ser tan dañina para la salud como fumar 15 cigarrillos por día. La soledad también está relacionada con el deterioro cognitivo y el riesgo de desarrollar trastornos psiquiátricos mayores.

¿Conoces el concepto de Hikikomori: aislamiento extremo?

¿Qué pasa conmigo? Me siento sola

Cuando te sientes solo, a menudo tiendes a castigarte y pensar que algo en ti anda mal. Cuanto más solo te sientes, aparecen más pensamientos de no pertenencia o de rechazo por los demás. 

Si te quedas sola/o, con tus pensamientos, puedes convertirte en tu peor enemigo. Un espacio aislado es el caldo de cultivo perfecto para pensamientos negativos y autocríticos. Estos patrones de pensamiento conforman la “voz interior crítica”, un enemigo internalizado que conduce a  procesos de pensamiento y comportamientos autodestructivos. 

Este crítico interno alimenta esos sentimientos de aislamiento, animándote a evitar a los demás y a permanecer en ese estado de soledad.

Aunque estas voces internas o pensamientos pueden decirte lo contrario, en realidad, es importante que sepas que no hay nada intrínsecamente malo en ti y que te lleve a sentirte así. Es un error común pensar que «me siento sola o solo porque tengo pocas habilidades sociales». 

De hecho, una nueva investigación muestra que las personas solitarias tienen desarrolladas perfectamente las habilidades sociales e incluso superan a las personas que no se sienten solas cuando se trata de leer las señales sociales. 

Sin embargo, cuando se introduce la “presión social” en las pruebas de habilidades sociales, las personas solitarias comienzan a ahogarse. Empiezan a sentirse muy ansiosos o a miedo al fracaso

En esencia, tus creencias autolimitantes o esas voces internas críticas interfieren con tus habilidades sociales naturales.

¿Me siento sola porque paso mucho tiempo sola?

La soledad no se cuantifica por la cantidad de tiempo que pasamos solos, sino por cómo nos sentimos en ese tiempo que pasamos solos. De hecho, la soledad se puede definir como el aislamiento social percibido, o la discrepancia entre lo que quieres de tus relaciones sociales y tu percepción de esas relaciones.

Si te sientes sola o solo puede desencadenar pensamientos de que no te quieren o que no agradas a los demás. Y para más inri, es posible que tu cerebro te de una lista de razones por las que te sientes solo, atacándote brutalmente a ti y a las personas que te rodean. 

¿La soledad es algo serio?

Aunque los momentos temporales de soledad son comunes y pueden pasar rápidamente, la soledad puede ser una condición crónica con efectos graves y dañinos tanto para la salud física como mental. 

Los efectos de la soledad a largo plazo en la salud psíquica incluyen la disminución de la calidad del sueño, el debilitamiento de la salud e incluso una mayor mortalidad. 

Mientras que los efectos en la salud mental incluyen depresión, timidez, falta de memoria y enfoque en la exclusión en lugar de la inclusión (lo que perpetúa la voz interna crítica).

Los estudios muestran que un cerebro solitario es estructural y bioquímicamente diferente. La respuesta neuronal a los eventos e imágenes positivos se suprime, por lo que el mundo se percibe a través de un filtro negativo. 

Cuando nos sentimos solos, es más probable que veamos las cosas sin esperanza. Podemos sentir que el mundo que nos rodea es amenazante o está más allá de nuestro control. Esto hace que sea difícil reunir la energía y el coraje para encontrar la felicidad y el cambio.

10 cosas para hacer si me siento sola

  1. Admite que te sientes sola o solo. El primer paso para seguir adelante es ser realista respecto a lo que está pasando. La mayoría de las personas tratan de negar que se sienten solas porque hay mucho estigma en torno a la soledad». Otras, simplemente, se avergüenzan.
  2. Recuérdate que no eres solo tú. Como cualquier otra persona, tienes el poder de salir de esta situación.
  3. Sé realista. Aunque hay cosas que puedes hacer para ayudarte a sentirte menos solo, no todas son infalibles. A veces no tendrás éxito y será duro, pero la clave es perseverar de todos modos.
  4. No niegues ni te distancies. Debido a todos los sentimientos vergonzosos y autocríticos que acompañan a la soledad, una reacción común es engañarte a ti mismo pensando que en realidad no necesitas a nadie, que las cosas son mejores así y que te irá bien por tu cuenta. Sin embargo, en el futuro, esta respuesta será dañina para tu salud mental y física. Las personas necesitan personas, y todos necesitan sentirse amados.
  5. Sociabiliza. Si te sientes solo porque no crees que ninguna de tus relaciones sea sustancial, ahora tienes la oportunidad de hacer algo al respecto. Sí, es posible que te rechacen, pero al final encontrarás a alguien o incluso a toda una tribu que te entienda.
  6. Convierte tu soledad en tiempo para ti. Si bien pueden sonar igual, tomar un tiempo para ti a solas es diferente porque es una elección. Puedes  dejar que tu soledad te consuma (seamos realistas, a veces no puedes evitarlo), o puedes convertir tu soledad en tiempo para ti: tiempo que pasas a solas haciendo algo que es significativo para ti.
  7. No te ocupes. Mucha gente trata de huir de la soledad.se ocupan de cosas innecesarias como un segundo trabajo u horas extras como una forma de sofocar la soledad. Ese no es el movimiento correcto. Puede que ayude olvidar que te sientes solo por un momento, pero al final solo terminarás sintiéndote peor.
  8.  Pasa tiempo en la naturaleza. Estar solo y pasear por la naturaleza también puede ser meditativo, principalmente porque eres capaz de darte cuenta de cuánta vida hay realmente más allá de la vida humana y cuán naturalmente conectados estamos con todo eso.
  9. Reduce la velocidad. La clave es reducir la velocidad un poco y concentrarse en algo que realmente ama o algo que siempre quisiste hacer pero nunca hiciste.
  10. Habla con un profesional de la salud mental. Un psicólogo no podrá sacarte de tu soledad, solo tú puedes hacer eso, pero pueden ayudarte a aceptar la situación. Te recordarán cuánto poder tienes para salir adelante y te ayudará a identificar la causa así como a enfrentarte al miedo.

Me aburro: 35 cosas que puedes hacer.

No es raro sentirse solo de vez en cuando, pero algunas personas pueden experimentar esos sentimientos con más frecuencia debido al aumento del trabajo remoto y la disminución del tiempo cara a cara.

Ya sea que enfrentes un episodio ocasional de soledad o una sensación crónica de aislamiento, debes saber que no eres el único que se siente solo. Explorar diferentes formas de sobrellevar la situación y buscar ayuda profesional puede ayudarte a sentirte más conectado.

¿Necesitas ayuda de un psicólogo o psicóloga online? Ponte en contacto con nosotros.

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología?

Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg