A pesar de que emociones y sentimientos son bastante diferentes, usamos las palabras de forma indistinta para explicar más o menos lo mismo: cómo nos hace sentir algo o alguien.

Sin embargo, es mejor pensar en las emociones y sentimientos como palabras estrechamente relacionadas, pero distintas; básicamente, son las dos caras de la misma moneda.

Todos experimentamos emociones, pero no todos somos capaces de reconocerlas y gestionarlas. De hecho, existen personas que tienen un autoconocimiento emocional muy limitado y no son capaces de reconocerlas con precisión. Lo que se convierte en un impedimento para gestionarlas de la manera más adecuada.

A continuación encontrarás la guía completa de emociones y sentimientos que he creado para ti, para que aprendas a diferenciarlos. Junto a una completa lista de emociones y sentimientos.

¿Qué son las emociones?

Las emociones son respuestas de nivel inferior que ocurren en las regiones subcorticales del cerebro (por ejemplo, la amígdala, que es parte del sistema límbico) y el neocórtex (cortezas prefrontales ventromediales, que se ocupan de los pensamientos conscientes, el razonamiento y la toma de decisiones).

Esas respuestas crean reacciones bioquímicas y eléctricas en el cuerpo que alteran tu estado físico; técnicamente hablando, las emociones son reacciones neurológicas a un estímulo emocional.

Los componentes de la emoción son tres: el fisiológico (relacionados con el cuerpo), el cognitivo (relacionado con los pensamientos) y el conductual (relacionado con las acciones). Te lo muestro con un ejemplo:

  • Si tienes miedo a los insectos y te encuentras uno… el corazón se acelerará, los músculos se tensarán, sudarás… Este es el componente fisiológico.
  • Si has tenido experiencias negativas con insectos, en las que has sufrido picaduras dolorosas, la presencia de un insecto desencadenará en ti una emoción de miedo. Este es el componente cognitivo.
  • Además, ante el insecto con seguridad te moverás rápidamente, cambiará tu expresión facial o tendrás la voz temblorosa al ver que el insecto está a tu alrededor. El componente conductual.

¿Qué son los sentimientos?

Mientras que las emociones están asociadas con reacciones corporales que se activan a través de neurotransmisores y hormonas liberadas por el cerebro, los sentimientos son la experiencia consciente de las reacciones emocionales.

Con origen en las regiones del neocórtex, los sentimientos son desencadenados por emociones y moldeados por experiencias personales, creencias, recuerdos y pensamientos vinculados a esa emoción en particular. Estrictamente hablando, un sentimiento es el producto secundario de tu cerebro al percibir una emoción y asignarle cierto significado.

🔁Curiosamente, este proceso funciona en ambos sentidos: si bien el encuentro real con una araña (estímulo) puede asustarte, solo pensar en ella puede activar la misma respuesta emocional.

diferencias emociones y sentimientos lista psicologia psicologa online neurita blog

Diferencias entre emociones y sentimientos

Como ya sabes, una diferencia fundamental entre emociones y sentimientos es que los sentimientos se experimentan conscientemente, mientras que las emociones se manifiestan consciente o inconscientemente. Algunas personas pueden pasar años, o incluso toda la vida, sin comprender la profundidad de sus emociones.

La duración es otra de las cosas en las que se diferencia emociones y sentimientos. Mientras que las emociones son estados transitorios, vienen y van con rapidez, los sentimientos son más estables a lo largo del tiempo. Por ejemplo, la alegría es una emoción mientras el amor es un sentimiento.

En cuanto a la intensidad, las emociones suelen ser más intensas que los sentimientos ya que su principal objetivo es predisponernos a la acción

Otra de las diferencias entre emociones y sentimientos es el orden de aparición. Los sentimientos son el resultado de las emociones, de manera que estas suelen aparecer antes. La alegría puede transformarse en felicidad y la atracción en amor.

Por último, las emociones son estados afectivos difíciles de controlar ya que generan reacciones psicofisiológicas automáticas. En cambio, los sentimientos se pueden gestionar mejor a lo largo del tiempo, a través de estrategias para expresarlos de manera más asertiva.

En la práctica separar emociones y sentimientos suele ser difícil, allí donde hay un sentimiento suele haber diferentes emociones y viceversa.

Comprender las diferencias entre emociones y sentimientos te ayudará a evitar sentirte culpable por esas primeras reacciones emocionales que todos solemos tener. También te ayudará a no aferrarte a ellas, de manera que aquellas desagradables puedan desaparecer de forma tan natural como han aparecido.

¿Para qué sirven las emociones y sentimientos?

Las emociones son muy útiles, a pesar de que la cultura occidental lleva siglos priorizando la razón e incluso convirtiéndolas en nuestras enemigas. Hasta las emociones más desagradables tienen una función importante con vistas a la adaptación social y el ajuste personal.

  • Función adaptativa. Nos prepara para la acción, nos impulsa y moviliza la energía necesaria para dar una respuesta eficaz en función de las circunstancias; y dirige nuestra conducta hacia la meta deseada.
  • Función social. Comunicar nuestro estado de ánimo a las personas de nuestro entorno facilita y fortalece las relaciones con ellas. Nuestras emociones actúan para los demás como señales, que les permite adoptar la actitud y la conducta más apropiada hacia nosotros.
  • Función motivacional. Las emociones pueden empujarnos a la acción. Las emociones pueden generar una conducta motivada, dirigirla hacia determinado objetivo y hacer que la ejecutemos con intensidad.

Contagio emocional

¿Se pueden contagiar las emociones? La respuestas es sí y además el contagio emocional es un componente básico de la interacción humana: ayuda a «leer la mente» y permite que las personas comprendan y compartan los sentimientos de los demás. Es de importancia crítica para comprender el razonamiento, la emoción y el comportamiento humanos.

¿Cómo funciona el contagio emocional?

El contagio emocional opera a través de dos vías principales: la mímica del comportamiento y la retroalimentación fisiológica. No solo imitamos los sentimientos de los demás, sino que empezamos a sentirlos nosotros mismos.

Cuando alguien está feliz o enfadado a nuestro alrededor, sin darnos cuenta reflejamos su emoción. Esta respuesta es subconsciente y programada. Además de esta imitación inicial, nuestros músculos faciales vinculados a esas emociones dictan el flujo sanguíneo a través de nuestro cerebro y cuerpo.

Esta teoría se llama eferencia facial y es un proceso que nos hace sentir las sensaciones de una emoción, como una cara enrojecida o un hoyo en el estómago.

A continuación de dejo un vídeo muy interesante de Elsa Punset sobre el contagio emocional.

¿Cuántas emociones existen?

Los científicos aún no logran consensuar la lista de emociones y sentimientos que podemos experimentar, ¡ni siquiera con las emociones básicas!

Las investigaciones más recientes han mostrado que el rostro humano es capaz de crear más de 7.000 expresiones diferentes que reflejan una gran variedad emocional. Además, la mayoría de las teorías, afirman que las emociones básicas oscilan entre 5 y 10. Las 7 más populares son: miedo, tristeza, asco, sorpresa, alegría, amor, enfado y sorpresa.

Lista de emociones y sentimientos

No existen las emociones “buenas o malas” ni “positivas o negativas”, sino agradables o desagradables. Esto dependerá de la relación que tengamos con la emoción.

Todas las emociones son válidas y tienen una función. El problema no es lo que se siente, es la relación que existe entre lo que se siente y cómo actuamos.

Es decir, la emoción en sí misma no tiene un valor positivo o negativo, debemos hablar de si nos gusta o no sentir esa emoción. Todas las emociones intervienen en nuestra vida y no es malo sentir ninguna de ellas.

Emociones y sentimientos agradables

Alegría. Amor. Afecto. Compasión. Generosidad. Gozo. Júbilo. Esperanza. Admiración. Libertad. Logro. Justicia. Agradecimiento. Aceptación. Acompañamiento. Bondad. Apreciación. Benevolencia. Orgullo. Amabilidad. Alivio. Empatía. Integridad. Humildad. Apego. Aprobación. Concentración. Suficiencia. Armonía. Honestidad. Templanza. Tolerancia. Motivación. Felicidad. Firmeza. Fortaleza. Autonomía. Honorabilidad. Solidaridad. Optimismo. Satisfacción. Seguridad. Comprensión. Simpatía. Cariño. Pasión. Estima. Entusiasmo. Respeto. Paz. Placer. Compromiso. Fervor. Encanto. Competencia. Plenitud. Omnipotencia. Euforia. Éxtasis. Ilusión. Apoyo. Contento. Interés. Confianza. Alborozo. Cuidado. Dignidad. Enérgico. Vitalidad. Complacencia.

Emociones y sentimientos desagradables

Tristeza. Melancolía. Abandono. Aburrimiento. Abuso. Necesidad. Ausencia. Desmotivación. Susto. Amargura. Angustia. Agresión. Agobio. Vacilación. Ansiedad. Asco. Venganza. Valentía. Fastidio. Vergüenza. Vacío. Hastío. Hostilidad. Humillación. Menosprecio. Mezquindad. Temor. Terquedad. Terror. Traición. Molestia. Abrumado. Lástima. Manipulación. Miedo. Fracaso. Fragilidad. Frustración. Furia. Soledad. Imperturbabilidad. Rencor. Rabia. Recelo. Pudor. Desprotección. Miseria. Pavor. Preocupación. Prepotencia. Pesimismo. Incongruencia. Pena. Pereza. Pesadumbre. Odio. Enfado. Engaño. Estrés. Perdido. Enojo. Envidia. Ofendido. Espanto. Entristecimiento. Estupor. Impaciencia. Desconfianza. Impotencia. Desconcierto. Incapacidad. Incompatibilidad. Incomprensión. Indignación. Inestabilidad. Infelicidad. Inferioridad. Injusticia. Insatisfacción. Inseguridad. Insuficiencia. Intolerancia. Ira. Irritación. Celos. Culpabilidad. Cólera. Contrariedad. Dependencia. Depresión. Derrota. Desaliento. Desánimo. Desasosiego. Desconsideración. Abatimiento. Desconsuelo. Desdicha. Resquemor. Desencanto. Desesperación. Desgano. Desilusión. Desolación. Desorientación. Desprecio. Hambruna. Desprestigio. Devaluación. Dolor. Disgusto. Lástima. Desidia. Disforia. Exasperación. Remordimiento. Agravio. Obnubilación. Aflicción. Decepción.

Emociones y sentimientos ambivalentes

Nostalgia. Añoranza. Lujuria. Unidad. Atracción. Alarma. Asombro. Valentía. Alteración. Soberbia. Vulnerabilidad. Valoración. Tentación. Paciencia. Sorpresa. Ambivalencia. Ternura. Deseo. Timidez. Tranquilidad. Arrepentimiento. Paranoia. Turbación. Frenesí. Confusión. Serenidad. Sometimiento. Sumisión. Sosiego. Rebeldía. Rechazo. Pertenencia. Compromiso. Dicha. Repugnancia. Resentimiento. Reserva. Persecución. Obligación. Ostentación. Excitación. Dominación. Extrañeza. Inconformidad. Incredulidad. Resignación. Indiferencia. Intrepidez. Intriga. Invasión. Impulsividad. Calma. Consuelo. Inquietud. Correspondencia. Curiosidad. Cercanía. Congoja. Titubeante. Desdén. Regocijo. Exaltación. Condescendencia. Apatía. Inspiración. Seriedad. Trance. Obstinación. Arrojo. Perplejidad.

Manejo de emociones y sentimientos

Más allá del hecho de saber diferenciar entre sentimientos y emociones, lo realmente importante para cualquier persona es cómo lo gestiona. Aunque creas que sentimientos y emociones no se pueden controlar, puedes identificar lo que sientes, ponerle un nombre y analizarlo para poder tomar decisiones sobre cómo afrontarlo.

Una buena salud mental no implica estar feliz todo el tiempo, es poder sentir toda la gama de emociones de forma adecuada.

También implica tener recursos emocionales propios que te ayuden a sobrellevar lo que sientes y hacer algo ante ello. Toda la vida te vas a enfrentar a emociones desagradables y debes aprender a sentirte cómodo con ellas y manejarlas de forma correcta.

Por ello es importante que te detengas a analizar cómo reaccionas ante los acontecimientos. Así como si le estás dando la respuesta emociona adecuada. Es lo que se conoce como autoconocimiento emocional y, además, es uno de los componentes de la tan popular inteligencia emocional hoy en día.

Si crees que no es tu caso y necesitas aprender a dar la importancia adecuada a los problemas de la vida y potenciar tu inteligencia emocional y tu bienestar aprendiendo la diferencia entre emociones y sentimientos, te recomiendo que busques la ayuda de un profesional que sepa enseñar y guiarte en este proceso de superación personal.

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg