¿Sabes lo que es el Hikikomori? Ante una situación de estrés y presiones de exterior, es bastante normal, querer huir o esconderse.

De hecho, los periodos cortos de aislamiento pueden reducir las respuestas al estrés agudo y, además, pueden ayudar a superar la  enfermedad y el agotamiento. Incluso, pueden ayudar en fases importantes del desarrollo, como explorar la propia identidad durante la adolescencia.

Sin embargo, hay personas que no resurgen de estos períodos naturales de aislamiento. Muestran un retraimiento extremo y persistente que dura décadas, causando angustia tanto a ellos mismos como a quienes los cuidan y apoyan.

 En Japón, este patrón de comportamiento es tan común que ahora, se conoce como hikikomori. A continuación te saco de dudas.

¿Qué es Hikikomori o aislamiento extremo?

En la década de 1990, cuando Japón atravesaba una “edad de hielo” económica, muchos jóvenes veían como sus objetivos eran muy difíciles de cumplir. Muchos respondieron escondiéndose para ocultar la vergüenza que sentían. Algunos no resurgieron. 

El término hikikomori (derivado del verbo hiki “retirarse” y komori “estar dentro”) fue acuñado en 1998 por el psiquiatra japonés, el profesor Tamaki Saito. Saito eligió el término para describir a los muchos jóvenes que vio que no cumplían con los criterios para el diagnóstico de salud mental, pero que, sin embargo, se encontraban en un estado de aislamiento extremo y angustioso.

De hecho, se considera que al menos el 1,2% de la población (alrededor de un millón de personas) está afectada. Con estos datos, se puede decir que el hikikomori es un importante problema social y de salud, no solo en Japón. Este término ya se usa en todo el mundo para describir a cualquier persona que cumpla con los criterios.

  • Hikikomori se considera un fenómeno sociocultural de salud mental, más que una enfermedad mental. 

Características de hikikomori

Hay varias características principales de hikikomori:

  • Estar físicamente aislada en su hogar durante al menos seis meses
  • Estar aislado de relaciones sociales significativa
  • Sufrir angustia significativa y deterioro funcional
  • Evitar tareas en las que podría tener que interactuar con alguien o lidiar con problemas personales básicos.

Junto al aislamiento físico, los hikikomori muestran un desapego psicológico extremo del mundo social. Los lugares donde se espera una interacción social activa, como la escuela o el trabajo, se vuelven imposibles para la persona. Permanecen socialmente desconectados de quienes los rodean, ya sea que estén fuera de su casa o no. 

Si bien algunas personas hikikomori, llamadas soto-komori , pueden realizar algunas actividades al aire libre, rara vez interactúan con la gente. Algunos pueden usar Internet como una ventana al mundo, pero a menudo no interactúan con otros.

Vergüenza y trauma

Las investigaciones muestran que las experiencias traumáticas de vergüenza y derrota se informan comúnmente como desencadenantes en todas las culturas, como suspender exámenes importantes o no conseguir el trabajo que desean. Es posible que el sistema de valores culturales de Japón haga que esta población sea más vulnerable debido a la presión por la uniformidad colectiva y el miedo a la vergüenza social . 

La gente de Hikikomori evita la re-traumatización eligiendo optar por salir del camino “normal” establecido para ellos por la sociedad.

Los estudios de la población francesa de hikikomori y los de otras poblaciones muestra que, aunque muchos desearían que la sociedad los olvidara, no pueden olvidar el mundo que dejaron atrás, y no lo harán. En cambio, observan de forma pasiva el mundo a través de los juegos online y las redes sociales en una forma de “muerte social”. 

Es posible que exista una conexión de hikikomori con el autismo, la depresión, la ansiedad social y la agorafobia.

Una persona hikikomori no solo pierde muchos años de su vida en aislamiento, sino que también afecta a su familia. Por lo general, los padres japoneses de personas hikikomori dedican años para garantizar que se satisfagan las necesidades básicas de vida de sus hijos. Esto significa que rara vez hay desencadenantes naturales que los empujen a buscar ayuda. 

La salud mental, así como los servicios educativos y de atención social, se centran con demasiada frecuencia en responder a problemas más dramáticos o visibles. Las familias se sienten estancadas y aisladas.

A medida que aumenta el reconocimiento mundial del hikikomori, es probable que aumente la prevalencia de la enfermedad . A su vez, destacará la necesidad de mejores opciones de tratamiento. 

¿Existe tratamiento?

Actualmente, los tratamientos se centran en la actividad física, reconstruyendo la capacidad de interacción social y adoptando un enfoque gradual para volver a comprometerse con el trabajo o el estudio. También se están probando terapias que involucran a toda la familia.

La recuperación también puede implicar ayudar a las personas hikikomori a encontrar formas de expresar sus habilidades y talentos de una manera socialmente aceptable. 

Por ejemplo, el artista japonés Atsushi Watanabe utilizó el arte y el activismo social para ayudarlo a recuperarse del hikikomori.

Dada la propia naturaleza del hikikomori es muy poco probable que la persona afectada busque ayuda. Y tal vez esta elección de estilo de vida podría considerarse aceptable debido al COVID-19. Especialmente ahora que muchos de nosotros trabajamos desde casa y socializamos a través de Internet. El miedo a la infección, la pérdida del trabajo y la interrupción social debido a las limitaciones de movilidad también podrían aumentar el riesgo de aislamiento social persistente y desapego para muchas personas.

Debemos ser conscientes de que existe un aumento potencial del aislamiento social extremo y persistente durante la pandemia. Es posible que muchos jóvenes se sientan desesperados y no vean perspectivas de un nuevo comienzo, o pueden sentirse incapaces de alcanzar sus metas. 

Aquellos que han perdido sus trabajos como resultado de la pandemia también pueden aislarse para evitar más vergüenza y sufrimiento. Un aumento en el aislamiento severo y persistente pasará desapercibido a menos que nos aseguremos de que todos puedan obtener la ayuda que necesitan para mantenerse conectados con la sociedad.

¿Conocías el concepto de hikikomori?

Te leo en comentarios.

telegram 2 • Neurita 📣 Marketing Sanitario
Booking.com