¿Qué pasa cuando tu pareja te echa en cara todo? ¿Cómo es posible que alguien a quien quiero tanto, y que se supone me quiere tanto, pueda hacerme tanto daño? Contar con ayuda profesional requiere de compromiso de mejora, hacer terapia de pareja es una forma de llegar a la mejor solución.

Si tu pareja te culpa de todo de manera constante, está ejerciendo una forma de abuso emocional. Con ello, se libera de toda responsabilidad y logra una posición de poder al recortar tu autoestima poco a poco. A continuación, en Neurita, queremos hablarte de cuando tu pareja te echa en cara todo.

Cuando tu pareja te echa en cara todo

La historia de la media naranja y el amor romántico ha dejado de ser creíble, si es que alguna vez lo fue. Del «fueron felices y comieron perdices» al estilo Disney y el «amor perfecto» ya no queda nada. Porque es mejor el imperfecto, pero feliz.

Porque eso de que el amor duele, es una de esas gran mentiras que nos han vendido en el cine, en los libros y hasta en los cuentos.

Pero la realidad es que el amor no debería doler (solo su ausencia). Las relaciones pueden ser complicadas, pero jamás deben basarse en el daño.

De hecho, este tipo de personas que echan en cara todo se pueden considerar personas tóxicas. Todos hemos tenido en nuestra vida este tipo de personas que nos rocían con su veneno.

Pero no debes sentirte culpable, las personas difíciles se sienten atraídas por las personas razonables y es probable que todos nosotros hayamos tenido (o tengamos) al menos una persona en nuestra vida.

Nos tiene doblados sobre nosotros mismos como alambre de púas en intentos interminables de complacerlos, solo para nunca hacerlo realmente.

Para empezar, las parejas felices no se echan en cara cosas que ya estaban resueltas y olvidadas. Los reproches son la tumba del amor.

Lo importante es tratar de centrarse en lo que está pasando en ese momento, no en la artillería pesada de hace 10 años (o un mes). Recordar los errores del otro es vivir en el rencor, las parejas felices aprenden a vivir en el perdón.

El problema de echar en cara todo

Imagina a una pareja que le encanta ir al cine, Ana y Carlos.

Carlos sabe que Ana trabaja esa tarde, y aun así decide comprar dos entradas. Está emocionado por contárselo cuando llegue a casa.

Sin embargo, Ana le llama y le dice que esa tarde va a quedar con unas amigas. Carlos, decide no contarle nada de las entradas, fastidiado por la situación.

Cuando Ana llega por la noche, Carlos ha pasado mucho tiempo pesando en lo que ha sucedido. Y le dice: “Podíamos haber ido a ver una peli al cine esta tarde pero como tú te has ido con los amigos, me he quedado aquí sin hacer nada, menudo bajón”.

A lo que Ana responde: “Estas diciendo que tengo la culpa de que no hayas hecho nada, dejémoslo” y se retira a ducharse. En la ducha piensa: “Que se ha pensado, me está diciendo que por irme con mis amigos no ha hecho nada esta tarde, pues… ¡perfecto!, que rabia, con lo bien que me lo había pasado y ahora esto”.

¿Es malo expresar el malestar que se siente a la pareja?

Todo lo contrario, es muy bueno expresar lo que te desagrada. Pero tan importante es “lo que se dice” como “la forma en la que se dice”.

Cuando echas en cara a tu pareja, provocas una reacción emocional de rabia que impide que la persona se dé cuenta de que es lo que te molesta.

En el ejemplo Carlos podría haber dicho “Mira, la verdad es que no te dije nada, pero había comprado unas entradas y me he quedado aquí toda la tarde pensando en ello y cabreado”.

A lo que ella seguramente diría “Vaya me lo tenías que haber dicho, en este caso podía haber dejado para mañana el plan de hoy con los amigos. Cuando tengas una sorpresa así dímelo”.

¿Por qué mi pareja me echa en cara todo!

Las razones pueden ser muy variadas, pero suelen estar más relacionadas con la persona que echa en cara. Así, es posible que tu pareja te eche en cara todo para….

  • Enmascarar sus inseguridades
  • Porque tiene falta de empatía
  • Porque tiene rasgos narcisistas y no es capaz de asumir que ella pueda tener parte o toda la culpa de algo
  • Para ejercer más control sobre ti, manipularte, siendo consciente o no de ello

Atención a las señales de gaslighting

El chantaje emocional y la manipulación que se ejerce sobre la persona a la que se culpa no son inocuos. A la larga pueden crear problemas psicológicos como falta de autoestima, falta de seguridad en si misma, ansiedad, depresión, dependencia, etc.

Por eso es importante saber detectar cuando se está en una relación tóxica y ponerle remedio.

De hecho, si tu pareja te echa en cara todo puedes estar bajo lo que se conoce como Gaslighting. Una forma de manipulación psicológica sostenida que hace que la víctima cuestione o dude de su cordura, juicio y memoria. 

En esencia, el gaslighting es abuso emocional. Es una táctica que usa la pareja en un esfuerzo por ejercer poder, obtener control e infligir daño emocional al otro.

El gaslighting es una forma tan maliciosa de abuso emocional porque te hace cuestionar tus experiencias, por lo que puede ser difícil identificar las señales de advertencia.

Descubre todo lo que tienes que saber sobre el Gaslighting aquí.

abuso emocional psicologia

Qué hacer cuando tu pareja te echa en cara todo

Lo primero que debes tener en cuenta es que esa es su opinión pero no la realidad. La realidad es que todas las personas relacionadas en la relación etienen su parte de responsabilidad. ¿Qué puedes hacer cuando tu pareja te culpa de todo?

  1. Analízalo, pon en marcha tu ojo crítico y evalúa lo qué está pasando, cómo y porqué. ¿Tiene realmente la razón? Es importante que te des cuenta de las injusticias y que no te acaben anulando.
  2. Toma conciencia de la situación, identifica lo que está pasando.
  3. Empodérate y confía en ti. Cuando tu pareja te echa en cara todo, crecen tus inseguridades, tu dependencia, incluso puede llegar a anularte como persona.
  4. Refuerza tu autoestima.
  5. Habla con gente de confianza. 
  6. Enfréntate a tu pareja. Dile que no tiene razón y explícale porqué. En ese caso será útil emplear la asertividad.
  7. Comunícale tus necesidades. Necesitas que deje de hacerte sentir mal y que reflexione lo que te dice, que se ponga en tu lugar.
  8. Expresa tus emociones. Permítete estar triste, enfadada, molesta, cabreada, decepcionada… con tu pareja, porqué lo está haciendo mal.
  9. Termina la relación. Si no cambia, si te sigue culpando de todo, si sigue haciéndote daño, déjale. Es duro pero no vale la pena malgastar más tu vida con alguien que solo te hace mal.
  10. Evita la culpa. Si la otra persona te hacía sentir mal y te manipulaba psicológicamente, estabas en una relación tóxica. Y las relaciones tóxicas no tienen motivo de ser. Se deben acabar.

En resumen, cuando culpabilizamos es muy complicado que la otra persona entienda lo que nos molesta. Mas bien conseguimos una reacción de rabia e ira, que desactiva toda posibilidad e escucha. y cuando se provoca esta reacción, no es posible el dialogo.

Con esta forma de hablar se consigue instaurar una comunicación defectuosa en la pareja.

¿Necesitas ayuda de un psicólogo o psicóloga online? Ponte en contacto con nosotros.

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología?

Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg