La confianza es la base de todas las relaciones y gobierna todas las interacciones que tenemos con los demás. Piénsalo, nadie podría conducir un coche o caminar por una acera, a bordo de un tren o de un avión, si no lo hiciéramos con la “confianza” de que otras personas se toman en serio sus responsabilidades, y obedecen cualquier regla que deba aplicarse para esa tarea. Pero, ¿cuáles son las señales para confiar en alguien?

En este artículo no voy a decirte las señales que te indican que puedes confiar en alguien, sino más bien, aquellas señales para no confiar en alguien.

10 señales de que no puedes confiar en alguien

La confianza es uno de los requisitos más básicos en cualquier tipo de relación. Ya sea una relación con tu jefe, con compañeros de trabajo, un amigo, tu pareja o un miembro de la familia. La confianza será sin duda un factor determinante.

De hecho, es vital para formar un vínculo duradero y una buena línea de comunicación cuando confiamos en los demás y ellos confían en nosotros. Nuestras relaciones florecen.

Pero, ¿cómo podemos saber si debemos confiar o no confiar en alguien?

A continuación te cuento algunas de las señales para saber si alguien es o no digno de tu confianza.

confiar en alguien señales por las que no confiar condianza neurita blog de psicologia

1. Tienen dos caras

Seguramente has tenido alguna experiencia con una persona como ésta. Son personas que aparentemente te aprecian, sin embargo, difunden rumores sobre ti a tus espaldas. Se trata de una señal básica para no confiar en alguien.

Este comportamiento se extiende a otras personas también. Así que no te sorprendas cuando otros chismorrean sobre ti. En un segundo están sonriendo y son amigables, y al siguiente están chismorreando.

Tan pronto como empieces a notar este tipo de comportamiento, lo mejor es salir de la relación tan rápido como sea posible.

2. Son excesivamente encantadores

Conocer a alguien amigable y abierto puede parecer un indicador de una persona en la que confiar, pero hay mucha gente que es muy buena actuando y fingiendo ser encantadora. Y sin embargo, debajo de esa dulzura normalmente hay algunas intenciones oscuras.

También te darás cuenta si esta persona es de fiar o no si constantemente te hace preguntas sobre ti sin revelar ningún detalle sobre ella misma. El típico intercambio de información que hacemos a diario, en estos casos no se produce como se supone.

Tarde o temprano sus verdaderas intenciones se revelarán, pero puede ser mucho más difícil dejar la relación. Evita confiar en alguien así.

3. Luchan por empatizar

Las personas que carecen de empatía son mucho más capaces de engañar o herir a alguien.

De hecho, no deberías de confiar en alguien sin empatía. La capacidad de empatizar con los demás es algo de lo que carecen la mayoría de las personas no confiables.

Una persona empática dudaría en herir a alguien, ya que pueden imaginar el dolor que sus acciones podrían causar. La empatía actúa como una barrera ante el comportamiento hiriente. Si alguien es capaz de incluso sentirse cómodo al traicionar a otros, no son confiables. Además, es probable que no se responsabilicen de sus acciones dañinas.

Las personas poco confiables son egoístas, se preocupan solo por sí mismas, y no pueden ver las consecuencias de sus actos. Algunas personas son, incluso, capaces de usar la empatía de forma selectiva y sólo cuando se benefician de ella.

4. Te dan la espalda en público

Tal vez hay alguien que conoces que parece disfrutar de tu compañía cuando estáis a solas, pero resulta ser una persona completamente diferente cuando estáis en público. De hecho, cuando estáis alrededor de otras personas o en grupo al que queréis impresionar, te da la espalda y actúa incluso como si no existieras.

¿En serio vas a confiar en alguien así? Este cambio de comportamiento suele ser un indicador de que el interés de alguien por ti es superficial y solo busca obtener algo. En el momento en que lo consiga, o si ve que no van a conseguir, la relación termina al instante.

5. Abusan de su poder sobre ti

Si alguna vez que una persona no confiable se ha ganado tu confianza, y tiene algo contigo o tuyo, poco a poco empezará a usarla en tu contra. Al principio será amable contigo, aunque más bien se trata de una falsa amabilidad.

Por lo que si percibes este tipo de comportamiento, y además tu instinto te dice que hay algo raro en esa persona, probablemente estés en lo cierto. Para confiar en alguien es necesario una actitud win-win.

Así que presta mucha atención a la forma en que interactúa con los demás. Tal vez sea mejor salir lo antes posible de esa relación. Antes de que esa persona termine haciéndote daño de alguna manera.

6. No respetan la confidencialidad

Puede que recuerdes una vez que le dijiste algo a un amigo de la infancia y te juro guardar un secreto. Pero finalmente lo reveló. Por supuesto te sentiste mal y aprendiste rápidamente que no se puede confiar en todo el mundo.

Desafortunadamente, algunas personas nunca terminan aprendiendo el arte de guardar un secreto. Y, sin duda, es una señal inequívoca de que no debes de confiar en alguien que comparte tus secretos sin pestañear.

Traicionan activamente la confianza, y ten la seguridad de que lo que le digas no será tratado de manera diferente. Una persona como ésta podría incluso disfrutar hablando de tus secretos con quien pueda. Al hacer esto están tratando de aumentar su popularidad o su estatus social.

Pero seamos realistas sin un respeto básico por la confidencialidad, no puede haber confianza.

👉 ¿Conoces algún envidioso? Descubre 12 señales de la envidia.

7. No cumplen con los compromisos

La tardanza constante es uno de los indicadores más comunes por los que no confiar en alguien. Una persona en la que confiar hará todo lo posible para llegar a tiempo, porque te respeta.

Sin embargo, a veces, llegar tarde es algo inevitable y puede que tengamos que cancelar los planes. Pero cuando eso sucede enviar un mensaje rápido, avisando del problema, es lo responsable.

Si una persona nunca hace un esfuerzo por llegar a tiempo, no te dice que llegará tarde o no se molesta en aparecer…. es una clara señal de que no es de fiar. Cambiar o cancelar los planes cuando quiera, y no preocuparse por las consecuencias, significa que no valora el tiempo de las otras personas. No ve, ni se preocupa por cómo afecta a los demás.

8. Son cambiantes

Y por cambiantes no me refiero a meramente indecisos. Siendo honesta, todos podemos ser un poco indecisos a veces, especialmente cuando se trata de cosas triviales.

De hecho, todo el mundo cambia de opinión de vez en cuando, incluso sobre cosas importantes. Pero la diferencia entre ser indeciso y alguien que es cambiante es que ninguna de sus decisiones son de confianza.

Este indecisión puede ser inconsistentes en el mejor de los casos, y poco fiables en el peor. Es un patrón que se repetirá una y otra vez. Solo dan vueltas de un lado a otro y hacen promesas que no pueden mantener.

Sus constantes emociones erráticas les llevan a no estar nunca seguros de ninguna decisión, de hecho cualquier decisión que tomen es más probable que esté influenciada por factores externos.

Sin embargo, no es necesariamente el estado emocional volátil lo que indica falta de confianza, más bien la incapacidad de atenerse a cualquier decisión. Pero, cuando alguien cambia constantemente de opinión, no tiene ninguna responsabilidad o fiabilidad. No hay forma de que puedas confiar en él o ella.

9. Muestran rasgos narcisistas

El narcisismo impide que alguien vea las perspectivas de los demás. Básicamente son lo más importante, y las necesidades de todos los demás están en segundo lugar.

Una persona así nunca puede asumir la responsabilidad de nada. Hacen que los demás asuman la culpa por sus errores, independientemente de lo que sea, siempre va a ser culpa de alguien más. Desde su propia perspectiva, lo que hace no está mal.

Tras estos tres párrafos no es muy difícil ver porque no confiar en alguien que muestra rasgos narcisistas.

10. Se mienten a sí mismos

Las personas poco confiables a menudo tienen una serie de desconexión de la realidad. Se ven a sí mismos como santos, cuando a menudo son todo lo contrario.

Cualquier comportamiento desagradable será retorcido en su mente en algo que encaje en su narrativa. Se esforzarán por crear una percepción que se ajuste a sus deseos.

Sin embargo, la forma en que se ven a sí mismos y como son en realidad no coinciden. Además, tal desconexión de la realidad es un signo claro de que no se puede confiar en alguien, incluso aunque ellos mismos no sean conscientes de esto.

Para ser claros, todos podemos tener, de una forma u otra, estos comportamientos de vez en cuando. No somos perfectos. Pero si detectas más de una de estas señales consistentemente en una persona significa que es poco probable que sea de confianza.

Si sientes que algo no va bien, y que no deberías confiar en esa persona… tu instinto probablemente tenga razón.

Además los signos que acabo de enumerar te ayudarán a confirmar tu intuición. Porque eliminar de tu vida a las personas poco confiables evitará que te expongas a que te hagan daño.

¿Qué te ha parecido este artículo?

¿Puedes recordar un momento en el que tu instinto te advirtió de no confiar en alguien? ¿Cómo fue?

Cuéntamelo en los comentarios 💖

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg