¿Qué significa autenticidad? Nos movemos en un mundo de falsas apariencias, de intentos frustrados de ser quienes no somos, y de la persecución, casi policial, de un ideal que en muchas ocasiones se nos queda corto. Llegados a este punto deberíamos reflexionar sobre lo que es la autenticidad… ¡o al menos tratar de revertir la búsqueda de un ideal inalcanzable por el de nuestra verdadera esencia!

La autenticidad para descubrir tu verdadero yo

Después de seguir a un conejo blanco a través de un agujero en el suelo y cambiar su tamaño varias veces, Alicia se pregunta: «¿Quién diablos soy?«.

Esta escena de Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll, en un mundo en constante cambio, encontrar tu yo auténtico puede ser un desafío.

¿Cuál es el significa autenticidad?

La autenticidad es un valor que se relaciona con que la persona sea sincero, responsabilizándose de sus sentimientos y conducta, siendo honesta y consecuente consigo misma y con los demás.

Ser auténtico es pensar con convicción, actuar coherentemente con la realidad objetiva, con el pensamiento, la palabra y la acción.

En siglos pasados, la sociedad se mantuvo unida por el compromiso de cumplir con su papel en la vida, ya fueran herreros o barones. Es decir, si tenías que ser herrero aceptabas la situación y no tenías aspiraciones.

Sin embargo, la sociedad actual están mucho menos dispuestas a renunciar a su individualidad y, en cambio, valoran la autenticidad. Pero, ¿qué quiere decir exactamente con autenticidad?

Muchos filósofos modernos entienden la autenticidad como una especie de individualidad.

  • Søren Kierkegaard creía que la autenticidad significa superar las limitaciones culturales y sociales y llevar una vida con autodeterminación.
  • El filósofo alemán Martin Heidegger comparó la autenticidad con aceptar quién eres hoy y darte cuenta de todo el potencial que tienes en el futuro.
  • Muchas décadas después, el existencialista francés Jean-Paul Sartre escribió una idea similar: las personas son libres de interpretarse a sí mismas y sus experiencias como les plazca. Así que ser fiel a ti mismo significa vivir como la persona que crees que eres.

Estas perspectivas tienen algo en común: la idea de que hay algo en cada uno de nosotros que representa quién somos en realidad.

Si tan solo pudiéramos encontrar el verdadero yo escondido detrás del falso yo, podríamos vivir una vida completamente auténtica. Al menos así es como los psicólogos contemporáneos entendieron la autenticidad, al menos al principio.

¿Cuál es el valor de la autenticidad?

Todos hemos escuchado eso de “Solo sé tú mismo”, una recomendación para actuar por convicción cuando nos embarcamos en nuevos caminos o retos. Pero para ser verdaderamente auténticos es necesario el autoconocimiento y la autogestión. Y aunque solemos decir esta frase a la ligera, al hacerlo desafiamos al otro a ser fiel a sí mismo y actuar sobre lo que piensa y siente, llevándolo al valor de la autenticidad.

Por otro lado, una autoestima sana promueve que seamos los mismos, tanto internamente como externamente. Si tengo unos valores en los que creo firmemente y estoy convencido de ellos, externamente los respetaré y promoveré, alejándome de la falsedad.

“Era lo bastante listo para conocerse a sí mismo, lo bastante valiente para ser él mismo y lo bastante insensato para cambiarse a sí mismo y, al mismo tiempo, seguir manteniéndose auténtico”

-Patrick Rothfuss-
personalidad autentica autenticidad que es neurita psicologia rasgos

¿Qué es la autenticidad del ser humano? La personalidad auténtica

En un intento por definir la autenticidad, los psicólogos de principios del siglo XXI comenzaron a caracterizar el aspecto de una persona auténtica.

Así, establecieron en algunos criterios:

  1. Una persona auténtica debe ser consciente de sí misma y estar dispuesta a aprender lo que la hace ser quien realmente es.
  2. Una vez que la persona auténtica tiene una idea de su verdadero yo, intentará tener una mente abierta y elegirá no engañarse a sí misma y distorsionar la realidad de quién es.
  3. Teniendo ya claro lo que define el verdadero yo, la persona auténtica se comportará de manera consistente con esos rasgos, evitando ser «falso» solo para complacer a los demás.

Algunos investigadores han utilizado esta teoría para crear test y escalas de medición que analizan la autenticidad de una persona. Desde este punto de vista, la autenticidad es un rasgo psicológico , una parte de la personalidad de alguien.

Pero Baldwin y otros investigadores creían que la autenticidad iba más allá de una lista de características o ciertas formas de vida. En su trabajo más reciente , explican por qué esta definición tradicional de autenticidad podría no ser suficiente.

Para ser auténtico, la primera regla es ser uno mismo.

Lo que haces dice mucho más de lo que hablas o de lo que buscas transmitir. Por ello es importante que te aceptes como eres, para ser feliz haciendo lo que verdaderamente quieres y te apetece.

Identifica tus talentos, aquello que haces mejor que nadie, lo que disfrutas haciendo y serás una mejor persona y un mejor profesional.

14 rasgos de las personas auténticas

Para saber diferenciar a las personas auténtica, es necesario fijarse en su personalidad, en esos resquicios que se intuyen detrás de sus acciones, de su forma de hablar y de lo que dicen.

Aunque no hay una única forma, a continuación te dejo 14 rasgos básicos de las personas auténticas para, así, poder detectar cuando estás con una persona que se muestra tal y como es.

  1. Tienen una autoestima sólida.
  2. Muestran sus verdaderas opiniones.
  3. Son auto-reflexivos.
  4. Tienen buen carácter pero siempre muestran sus emociones, la tristeza incluida.
  5. Ofrecen cumplidos de forma espontánea.
  6. Se centran en las posibilidades.
  7. Aceptan sus debilidades.
  8. Son transparentes.
  9. Comparten sus verdaderos pensamientos, creencias y opiniones con el mundo.
  10. No buscan perjudicar a los otros.
  11. Evitan juzgar a los demás.
  12. Son buenos oyentes y prefieren conversaciones profundas.
  13. Son curiosos y preguntan cuando quieren saber.
  14. Piden ayuda cuando es necesario.

Además, ¡ir en contra de la autenticidad tiene un precio muy alto! Así, pueden aparecer problemas somáticos, tener la sensación de vacío interior, sentirte frustrado de forma constante, hagas lo que hagas. También vivirás ajeno a tus necesidades más profundas.

Confía en tu instinto

Suena muy romántico tener un verdadero yo que simplemente se esconde detrás de uno falso, pero probablemente no sea tan simple. Sin embargo, esto no significa que la autenticidad no deba ser algo por lo que luchar.

Buscar la fluidez y evitar los conflictos internos es una buena manera de mantenerse en el camino de la autenticidad y de ser fiel a uno mismo, buscar lo que es moralmente bueno y saber cuándo estás “en el lugar correcto”.

Cuando vas en busca de ti mismo en un mar de cambios, es posible que te sientas como Alicia en el país de las maravillas. Pero los nuevos estudios sobre la autenticidad sugieren que si dejas que los sentimientos de fluidez sean su guía, puede encontrar lo que ha estado buscando todo el tiempo.

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg