¿Te suena el término amor líquido? Igual lo has escuchado alguna vez.

Las nuevas generaciones se están desvinculando de instituciones como el matrimonio. Buscan relaciones más emocionales pero con menor compromiso.

No les atrae la idea de estar juntos de por vida en una sociedad en la que el amor está vinculado más a lo emocional y no un proyecto sobre el que construir un hogar y tener hijos en común.

Estas nuevas tendencias ofrecen tipos de relaciones o tipos de parejas muy diversas. Por un lado, los jóvenes se sienten ahora libres para experimentar el amor y las relaciones de manera distinta.

Y esto es positivo, sin embargo, también tiene una cara negativa. Los jóvenes adultos también consideran que ahora es más complicado encontrar pareja y se sienten más solos.

¿Qué significa amor líquido?

El sociólogo Bauman acuñó el término de amor líquido para referirse a la superficialidad de las relaciones sentimentales. Según Zygmunt Bauman, el objetivo del amor líquido consiste en poder mantenerse en constante cambio sin contar con relaciones que nos aten.

Este concepto no solo describe las relaciones con los demás, sino que también destacaba la liquidez del amor con nosotros mismos. El amor propio también puede ser líquido y carecer del necesario autoconocimiento y de la propia aceptación y autoestima. 

¿Cuáles son las relaciones líquidas?

Las personas partidarias del amor líquido no desean atarse, no desean un compromiso. Quieren relaciones sin compromiso, relaciones abiertas en las que la búsqueda de algo mejor se puede convertir en obsesivo.

Hay tanta oferta de personas en redes sociales y aplicaciones, que las relaciones se convierten en relaciones de ‘usar y tirar’. No hay que hacer mucho esfuerzo por mantener y cuidar la pareja, porque a la primera de cambio puede aparecer una alternativa que pueda sustituirla.

El amor líquido simplemente se consume (como cualquier otro producto), se vive en el momento y solo crea frágiles vínculos superficiales.

Ejemplos de amor líquido

Son muchos los ejemplos que podemos encontrar del amor líquido, donde el que individualismo prevalece frente a los intereses y deseos comunes o de la otra persona.

Algunos ejemplos de amor líquido pueden ser:

👉 Relaciones en las que la atracción sexual desempeña un papel determinante.

👉 Las parejas abiertas, sobre todo en las que el concepto de libertad individual prevalece sobre cualquier deseo común.

👉 Relaciones que tienen lugar tras un breve encuentro, quizá en una fiesta o discoteca, y se produce para satisfacer de manera inmediata el deseo sexual, sin intención de establecer vínculo afectivo alguno.

👉 Relaciones en redes sociales. Una relación de amistad o amor que, en el momento que deja de interesar, puede romperse con un simple ‘clic’.

Libro Amor líquido Zygmunt Bauman

Este libro continúa el certero análisis acerca de la sociedad en el mundo globalizado y los cambios radicales que impone a la condición humana.

En esta ocasión, se concentra en el amor. El miedo a establecer relaciones duraderas, más allá de las meras conexiones. Los lazos de la solidaridad, que parecen depender de los beneficios que generan.

El amor al prójimo, uno de los fundamentos de la vida civilizada y de la moral, distorsionado hasta el temor a los extraños.

Los derechos humanos de los extranjeros y los diversos proyectos para “deshumanizar” a los refugiados, a los marginados, a los pobres.

Zygmunt Bauman muestra cómo la esfera comercial lo abarca todo, cómo las relaciones, “los riesgos y angustias de vivir juntos y separados”, son siempre pensadas en términos de costes y beneficios, de conveniencia.

¡Lo quiero!
Libro Amor líquido Zygmunt Bauman pdf

Relaciones líquidas, razones por las que se escogen

¿Te cuesta encontrar una pareja con la que comprometerte? ¿Eres de los que prefieren el amor líquido?

Son varias razones las que incitan a escoger relaciones basadas en el amor líquido.

1. No querer renunciar a algo mejor

Hay personas que tienen miedo a comprometerse y equivocarse o que aparezca dentro de un tiempo una persona más adecuada, más atractiva, con más química. La falta de compromiso les permite seguir conociendo a otras personas.

2. No desear sentirte atado a nada

Poder volar, poder pensar más en ti, en tus necesidades, tus prioridades. Esto implica tener relaciones abiertas, relaciones inducidas por redes sociales y plataformas que invitan a tener relaciones cortas, superficiales y basadas en el placer inmediato.

3. Te sientes solo

A pesar de que ex tendencia y de que muchos jóvenes y nuevas generaciones entienden este amor como una forma nueva de relacionarse y de sentirse libres, como un nuevo estilo de vida, lo cierto es que muchos también se sienten solos. Les cuesta cerrar una relación y, a la larga, sienten un gran vacío.

El miedo, el individualismo, la falta de autoestima, un estilo de vida basado en el placer inmediato, el deseo de no renunciar a nada… son los nuevos valores que condicionan la forma que tenemos de querernos a nosotros mismos y de establecer relaciones de pareja.

Consecuencias del amor líquido

Tarde o temprano, el amor líquido tendrá consecuencias para algún miembro de la pareja o para ambos.

  • El propio amor se puede llegar a convertir en un producto más de ‘usar y tirar’, que se consume y cuando ya no sirve, se busca otro.
  • Baja autoestima.
  • La insatisfacción emocional es otra consecuencia de este amor que, una vez satisfecho un deseo, puede dejar una profunda sensación de vacío, porque el ser humano necesita vínculos afectivos en los que confiar y apoyarse.
  • Cosificación de las personas, es decir, un miembro de la pareja que experimente el amor de esta manera verá al otro como alguien con el que comparte un momento y nada más, haciendo invisibles los sentimientos que pueda tener, sus deseos o sus preocupaciones, algo que probablemente acabe dañándole.

Como conseguir un amor sólido

Si te sientes identificado con que he descrito, y deseas disfrutar de un amor sólido, comprometido, puedes empezar por cuidar de lo siguiente:

  • Tu autoestima y amor propio. Aprende a quererte, darte valor, saber estar contigo. Para que cuando busques una relación no necesites satisfacer lo que te falta, sino que puedas caminar en paralelo con la persona a la que amas.
  • Plantéate los valores que impiden tener relaciones estables y profundas. ¿El atractivo físico es tan importante? ¿En qué tipo de relación te ves en el futuro? ¿Cuál es el proyecto de vida que tienes, que deseas de una relación de pareja?
  • El amor estable y comprometido implica dar, ceder, priorizarte a ti… pero también al otro y a la relación y renunciar. No se puede tener todo. Si lo que estás experimentando te cansa, te hace sentir vacío, redefine la relación de amor que deseas.
  • Acepta que comprometerse tiene un riesgo: el de poder fracasar. Pero que esto también es parte de la vida.

¿Quién no ha vivido el desamor? Y si no puedes gestionar esto solo pide ayuda a un profesional de la psicología.

¿Miedo al fracaso? 6 formas de superarlo

¿Necesitas ayuda de un psicólogo o psicóloga online? Ponte en contacto con nosotros.

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología?

Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg