Quiero ser feliz. Tu, tu amigo, tu madre, tu primo… Yo también quiero ser feliz. A todos nos vendría bien una gran dosis de felicidad ahora mismo. Que si la pandemia que no termina de irse, los políticos, las guerras digitales, la sequía, el desempleo… 

La cultura moderna está llena de «fool’s gold» (el oro de los tontos), llena de promesas brillantes para distraernos con ofertas huecas de éxito y satisfacción. Sin embargo, la realidad suele ser todo lo contrario. Nos llenan la cabeza con que la felicidad radica en ser ricos, nuestra casa está llena de cosas, el cochazo, el cuerpazo (delgado obviamente), la juventud eterna, las marcas de lujo… La trampa de la felicidad.

A continuación, en Neurita, queremos abrir la veda de la felicidad, la auténtica felicidad.

Quiero ser feliz y no puedo, qué tengo que hacer

La Rae define la felicidad como el estado de grata satisfacción espiritual y física. Es un sentimiento, un estado de ánimo asociada a emociones positivas, pensamientos constructivos, satisfacción con el placer y un manejo saludable de los momentos difíciles.

Pero la investigación sugiere que vivir una vida feliz es un proceso creativo. La persona que busca la auténtica felicidad la ‘crea’. Es un subproducto del bienestar, según la psicología positiva.

La felicidad auténtica es un subconjunto del bienestar psicológico, el bienestar eudaimónico (autorrealización), la satisfacción con la vida, la realización, el crecimiento personal.

👉 Descubre la trampa de la felicidad.

¿Por qué no puedo ser feliz?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: el cerebro humano no está hecho para ser feliz.

El cerebro está diseñado para garantizar nuestra supervivencia, no para que seas feliz, y mucho menos de forma permanente. Si entendemos la felicidad únicamente como satisfacción de deseos o placer, tal vez el ser humano no habría sobrevivido como especie. Por que sí, los principios de búsqueda de placer y evitación del dolor son universales, pero no garantizan la perpetuidad de la especie.

Imagina que nuestros antepasados se hubiesen dedicado única y exclusivamente a cubrir sus necesidades sin importarles el peligro… hubieran sido carne fresca para sus depredadores. Y, ni tu ni yo estaríamos hoy aquí.

De ahí la importancia de que cada uno de nosotros tenemos que encontrar nuestras propias recetas y eliminar la idea de felicidad como un concepto claro al que podemos aspirar a través de la satisfacción de los deseos. Porque la felicidad es un viaje, un camino, una conquista, y no es algo que nos viene dado.

«Vale, me ha quedado claro. Pero, quiero ser feliz. ¿Qué tengo que hacer?»

quiero ser feliz la trampa de la felicidad, sere feliz cuando psicologia reflexiones neurita

¿Qué tengo que hacer para ser feliz?

Dependerá de cómo entendidas la felicidad. Si para ti la felicidad es estar siempre alegre, risueño y no experimentar nunca emociones negativas o desagradables, ser feliz es algo que no está a tu alcance. El motivo es que simplemente es imposible, ¿imaginas tener esa actitud ante la muerte de un ser querido?

Ahora bien, si la felicidad es un ejercicio de aceptación y superación de nuestros propios esquemas mentales, estará más a tu alcance.

El problema radica en que casi nadie entiende como ser feliz o alcanzar la felicidad. Suele estar traducida como el cumplimiento de objetivos y la obtención de éxito, y aunque no pretendo decir, que esto no sea un aliciente para el bienestar personal, no creo que sea suficiente.

¿Cuántos personajes exitosos, repletos de dinero, fama y seguidores han hablado abiertamente de su infelicidad? Gente con grandes trabajos, grandes objetivos cumplidos y, aún así, no son felices, se sienten perdidos, desilusionados…

Nos hace ilusión pensar en la felicidad que nos producirá alcanzar el objetivo… Pero una vez alcanzado, ¿Dónde queda la felicidad? La moraleja es que la felicidad no es una meta, es un camino.

💡Descubre tu propósito de vida: Ikigai

¿Cómo ser feliz si no puedo? Para ser feliz se necesita 3 cosas

¿Solo tres cosas? Sí, los psicólogos consideramos que hay tres cosas principales que contribuyen a la felicidad y el bienestar de una persona. Y no es porque lo diga yo (que también) sino porque son los principios básicos de un concepto conocido como ‘teoría de la autodeterminación‘. 

Esta teoría ejemplifica la diferencia entre tener objetivos intrínsecos y extrínsecos que conducen a tu felicidad final. Apuntar a la riqueza material, la juventud inalcanzable y la aprobación de otras personas (objetivos extrínsecos) es engañoso y, en última instancia, superficial, por lo que te dejará insatisfecho.

En cambio, centrarte en las virtudes que puedes encarnar más allá del material, las que aluden a tu carácter, madurez emocional y altruismo (metas intrínsecas) te proporciona las herramientas para vivir una vida más rica y significativa. Y en última instancia, más feliz.

Los tres principios de la teoría de la autodeterminación son los siguientes:

  1. Autonomía. La investigación publicada en Journal of Research in Personality sugiere que las metas intrínsecas, nuestros deseos y cualidades internas son lo que debe nutrirse para que la felicidad se manifieste y se haga permanente en nuestras vidas.
  2. Habilidades. La felicidad está determinada por la libertad con la que podemos adquirir no solo habilidades de supervivencia, sino también competencia y habilidades que no necesitamos para sobrevivir, sino que también deseamos. Habilidades que nos permiten expresarnos a nivel intelectual, artística, política y cómicamente.
  3. Relaciones sociales. La forma en que interactuamos con los demás es el factor más importante para nuestra felicidad. Identificar a las personas tóxicas, los que te roban tu felicidad es esencial si quieres ser feliz.

Quiero ser feliz frases

  • Las cosas son bellas si se las ama – Jean Anouilh.
  • Hay una sola forma de felicidad en la vida: amar y ser amado – George Sand.
  • Aquellos que quieren cantar siempre encuentran una canción – Proverbio sueco.
  • Cuando eres fiel a ti mismo en lo que haces, cosas fascinantes ocurren- Deborah Norville.
  • La belleza es poder, y una sonrisa es su espada – John Ray.
  • La felicidad es la finalidad última de la existencia humana – Aristóteles.
  • La felicidad está hecha para ser compartida – Pierre Corneille.
  • El propósito de nuestras vidas es ser felices – Dalai Lama.
  • La vida es o una gran aventura o nada – Hellen Keller.
  • El secreto para tener felicidad es tener algo que hacer – John Burroughs.
  • Puedes ser feliz allí donde estés – Joel Osteen.
  • Hay felicidad en el deber, aunque no lo parezca -José Martí.
  • La felicidad no es algo que se pospone, sino algo que se diseña para el presente- Jim Rohn.
  • La alegría reside en la alegría del logro y en la emoción del esfuerzo creativo – Franklin D. Roosevelt.
  • Cada vez que una puerta a la felicidad se cierra, inmediatamente se abre otra – Hellen Keller.
  • La independencia es felicidad – Susan B. Anthony.
  • La felicidad aparece cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces están en armonía – Gandhi.
  • El tiempo que disfrutas perdiéndolo no es tiempo perdido – Marthe Troly-Curtin.
  • Una mesa, una silla, un bol de frutas y un violín. ¿Qué más necesita uno para ser feliz?- Albert Einstein.
  • No importa a dónde vayas: ahí estás tú – Confucio.

💡¿Quieres más frases? Echa un vistazo a esta recopilación.

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg