El pasado se nos escurre de entre los dedos continuamente, y tan sólo tenemos nuestros recuerdos para acceder a él. Todos sabemos que la memoria es tan traicionera, y nos hace olvidar incluso los momentos más felices de nuestra existencia. ¿Buscando algunos consejos para memorizar mejor? He aquí algunos recursos para mejorar la memoria.

Se podría catalogar como técnicas de estudio, aunque se pueden usar en otros ámbitos de la vida. No todas las técnicas aquí descritas valen para todas las personas. Por ello, te animo a seleccionar la que mejor te venga ala hora de memorizar.

1. Entrada multisensorial, cómo memorizar mejor

Aprender el material importante a través de distintas vías sensoriales (oír, ver, tocar) favorece una mejor recuperación posterior de lo aprendido.

Por ejemplo, puedes visualizar la tierra orbitando alrededor del sol o imaginar un electrón orbitando alrededor del núcleo de un átomo. Se puede imitar el zumbido de la electricidad (silbando) o sentir un hormigueo asociado con una carga eléctrica estática por el roce de un globo contra el brazo y sentir el movimiento del pelo.

Se puede crear imágenes visuales de los acontecimientos de la historia o de un proceso científico. Cuanto más dramática, extraña y memorable sea la imagen, mejor. 

También se puede dibujar un boceto de lo que se ha visualizado y contárselo a otra persona con palabras. De esta forma se produce un refuerzo del aprendizaje multisensorial porque se interactúa y personaliza la información de múltiples maneras.

Se estimulan más vías cerebrales y por tanto aumenta la fortaleza con la que se construye la memoria a largo plazo.

¿Cómo funciona?

El cerebro cambia constantemente a través de la neuroplasticidad, es decir, a través de la construcción y fortalecimiento de las redes de memoria más utilizados o poda de los circuitos de memoria no utilizados.

Cuando una región del cerebro es estimulado en repetidas ocasiones (lo que ocurre cuando practicamos y utilizamos la información), las conexiones entre las neuronas aumentan en número y durabilidad.

Estas conexiones reforzadas, si se usan constantemente, se convierten en  recuerdos duraderos. Al ser multisensorial, la información se almacena en más lugares y estos crean conexiones cruzadas. Estas conexiones hace que se recupere la información de los distintos lugares a la vez.

2. Uso de colores para memorizar mejor

Esta estrategia para memorizar mejor consiste en utilizar colores pre designados (post-its de colores, lápices de colores, marcadores, etc.) cada uno representando un tipo específico de información.

Los diferentes colores se pueden representar las categorías tales como: niveles de importancia, los patrones relacionados, enlaces a sus experiencias personales o conocimiento previo, información que no entienden completamente, y la información que consideren importante para volver a en una revisión posterior.

Para los niños pequeños, se puede tener un recordatorio de lo colores representan los niveles de importancia. Por ejemplo, una imagen de un semáforo en la pared que muestra los niveles de importancia del color a partir de verde, y subiendo a naranja, luego rojo.

Los niños mayores pueden definir con mayor precisión para las otras categorías mediante un cartel de un arco iris con recordatorios de lo que cada color representa, por ejemplo violeta por algo que se relaciona con lo que ya sabe o una experiencia personal.

¿Cómo funciona? 

La información que aprendemos debe integrarse en durable, circuitos de memoria a largo plazo de las neuronas conectadas a ser sostenidos y recuperables.

Esto significa que el estudiante tiene que «hacer algo» con la información de modo se activará la red neuronal. La codificación de color es una de las más poderosas actividades de manipulación mental para conservar nuevos recuerdos.

3. Fortalecer las relaciones de memoria

Después de estudiar o leer puedes escribir o dibujar una línea de tiempo en un papel. Añade la información de eventos importantes en una novela que lees o de la historia, los descubrimientos progresivos.

El uso de lápices de colores o un brillo especial, bocetos… aumenta la relevancia personal, la motivación y la memoria.

¿Cómo funciona?

El cerebro mantiene la información vinculada en la memoria a corto plazo por menos de un minuto, a menos que se haga más para aumentar sus conexiones.

Estas conexiones aumentan en número y espesor de cada vez que la nueva memoria se activa, fortaleciendo así el «cableado». Cada vez que recuerdas o usas algo que aprendiste, el circuito de memoria está «activado» y la corriente eléctrica fluye a través de la red.

Con frecuencia los circuitos de memoria experimentados o usados ​​se convierten en los más fuertes, en redes más rápidas. Produce, por tanto, que se recupere de forma más rápida cuando se necesita la información que manejan.

Este proceso podríamos decir que hace referencia al refrán de «la práctica hace al maestro».

4. Extensión de la durabilidad de memoria: «Mapas mentales»

Recordar correctamente una información para una tarea no significa que ésta se ha almacenado en la memoria duradera a largo plazo. Si se memoriza como un hecho aislado de memoria, sin enlaces a múltiples redes de memoria relacionados existentes, es probable que caiga en desuso dentro de unas semanas. Y por tanto, en el olvido.

El uso de diagramas y gráficos es particularmente útil. Son una variedad de herramientas de modelado que guían a reconocer las múltiples relaciones entre lo nuevo y la formación previa. Utilizan colores, dibujos y relaciones entre conceptos.

¿Cómo funciona?

Cuando los circuitos de memoria conectados a través de múltiples relaciones (categorización, gráfico organizadores, analogías, similitudes/diferencias, analogías, etc.) se unen en redes concepto de memoria más largos y duraderos a largo plazo con mayor fuerza y velocidad de recuperación.

mapas mentales consejos para memorizar mejor psicologia blog neurita

5. Relevancia personal 

Personalizar el material al relacionarlo con experiencias crea poderosos recuerdos que son significativos a nivel personal y emocional.

Preguntar «¿a qué me recuerda esto?» o «¿podría usar esa información en mi trabajo?«, «¿cómo crees que podrías usar esa información?» o «¿por qué podría ser útil o importante esta información para ti o para los historiadores/escritores/científicos/matemáticos en el futuro?«.

Hacer preguntas como estas aumentan la capacidad de memoria pues se realiza una conexión ente lo que ya sabes y lo nuevo que vas a aprender.

¿Conoces el método loci? Un método mnemotécnico que te ayudará a recordar todo (o casi todo) lo que necesites: la lista de la compra, los temas de las oposiciones y hasta dónde dejaste las llaves.

6. Transformar el aprendizaje

El uso de diferentes formas hace que el aprendizaje sea más memorable, y construye más circuitos neuronales para acceder y recordar la información.

  • Escribir o contar una historia. Después de leer un capítulo de historia, literatura, ciencia… puedes contársela a alguien o escribirla como una narración. Esto funciona porque la información es más personalizada lo que nos permite identificarnos con las historia y por tanto recordarla más fácilmente.
  • Dramatizar. Si usas la información en una obra de teatro, una representación o rol play estimularás las vías cerebrales de la memoria a largo plazo
  • Enseñar a otros. Cuenta lo que pretendes memorizar a otra persona, explícaselo para que lo entienda. A un hermano, a tu padre o incluso a tu perro o gato. 

¿Cómo funciona?

Contar una historia, obra de teatro o una lección a otra persona requiere una claridad de pensamiento y la comprensión de que es compatible con la memoria a largo plazo.

Poner la información en forma de historia (narrativa), como por ejemplo, escribir sobre varios electrones que bailan en círculo en torno a su amigo el neutrón, mejora el almacén en la memoria, porque los niños crecen escuchando historias.

El patrón de historias (inicio, problema, resolución, felices para siempre) es fuerte en nuestro cerebro y se produce una mayor recuperación cuando el aprendizaje se traduce en historias.

7. Tomar descansos mejora la memorización

Realizar descansos mientras realizas la tarea o el estudio son importantes para mantener activas las neuronas.

Este descanso no tiene que ser una interrupción en el flujo de aprendizaje. Simplemente un estiramiento, tomar agua o cambiarse a una parte diferente de la habitación, puede proporcionar una nueva perspectiva.

Un poco de actividad física, como saltos o cantar una canción puede ser revitalizante.

¿Cómo funciona?

Los descansos permiten que las sustancias químicas del cerebro se repongan revitalizando así el cerebro.

Durante dichas interrupciones, el cerebro puede dedicar más energía para consolidar el material recién aprendido, porque no está participando activamente en la nueva información.

Se produce una restauración de los neurotransmisores y proteínas del cerebro necesarios para la construcción de la memoria y de la atención, que se agotan después de tan sólo diez minutos de hacer la misma actividad.

Después de unos minutos, el cerebro renovado estará listo para el nuevo almacenamiento de información. El movimiento físico también aumentará el flujo de sangre al cerebro y la respiración profunda aumentará los niveles en sangre de oxígeno.

Libros para memorizar mejor

libro de memoria • Neurita | Blog de Psicología
¡Lo quiero!
libro de memoria1 • Neurita | Blog de Psicología
¡Lo quiero!

¿Conoces más formas de memorizar mejor? Te invito a agregar tus consejos para que podamos seguir compartiendo formas de ayudar a la tribu Neurita a desarrollar mejor su memoria.

❤ Si te ha gustado deja un comentario 

y comparte el conocimiento en tus redes sociales. 

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg