Has decidido terminar la relación con tu pareja, pero ¿sabes cómo hacerlo de la mejor forma posible? Hoy quiero darte 10 consejos o claves para saber cómo romper con tu pareja y evitar daños mayores.

10 consejos sobre cómo romper con tu pareja aunque la quieras

Es cierto que siempre nos posicionamos o damos información para ayudar y consolar a la persona que es dejada. Pero una ruptura amorosa no es una batalla con buenos y malos.

La persona que toma la decisión de romper con la relación la mayoría de las veces pasa por un calvario emocional antes de hacerlo. Se siente confuso, frustrado o culpable por hacer daño a la persona con la que ha compartido tantos momentos, o responsable de los cambios que pueden sufrir sus hijos y su futura expareja.

Porque siendo sinceros, por más que uno trata de razonar pros y contras, cuando ya no se siente amor es muy complicado seguir juntos.

Por ello, a continuación quiero darte algunos consejos que seguro te ayudarán a sobrellevar este difícil momento de romper con tu pareja.

1. No te responsabilices de todo

Pasarlo mal es comprensible llorar o implorar amor. Lo que no es normal es que te amenacen con quitarse la vida o cualquier otro chantaje emocional por muy inconsciente que sea.

Así que, si tienes claro que tu decisión es la correcta su dolor no puede ser mayor que tu decisión. Porque entonces serás tú el que sufra. Es desolador compartir la vida con alguien a quien no amas y con quien no estás a gusto.

A pesar de que este momento de ruptura es duro no hay mejor momento para romper con tu pareja que este. ¿Por qué? Porque no hay un momento perfecto.

Sé sensible, empático, pero no cedas. Si haces comentarios del tipo «deja que me lo piense», «me daré un tiempo»… terminarás ilusionando la otra persona con mentiras.

2. Mereces una vida plena

La decisión de romper es complicada. Tener a alguien al lado que te amarga la vida, lo facilita. Pero cuando compartes tu vida con una persona con la que has llegado a distanciarte, romper cuesta mucho más.

No encuentras un motivo racional para hacerlo, la sigues queriendo y cuando quieres tanto a alguien con quien has compartido tantas cosas bonitas, romper es un suplicio. Pero no hacerlo también lo es.

Mereces una vida plena y esto incluye poder disfrutar del amor, del deseo y de la ilusión de forma plena.

Ver también: 6 formas de cerrar ciclos

3. No le llames por compasión

Tú eres una buena persona y ha sido una pareja maravillosa durante el tiempo en el que habéis estado juntos. Y seguramente la otra parte también lo ha sido.

Ninguno de estos motivos son suficientes para seguir juntos si no os amáis. Porque seguir con alguien por pena es faltar el respeto a su autonomía. Es menospreciar su capacidad de real.

Y ya sé que no lo haces queriendo, pero igual es más fuerte emocionalmente hablando de lo que tú te imaginas. Dale una oportunidad.

4. Sinceridad siempre

Muchas personas dan vueltas por miedo a hacer daño, pero lo más doloroso de todo es poner excusas. Di la verdad, «no te amo y no deseo continuar esta relación de pareja».

Puedes ser empático, adornarlo lo que quieras pero siempre con la verdad por delante.

He visto a muchas ex parejas desquiciadas buscando la verdadera razón de la ruptura porque la excusa no les encajaba. Terminan incluso fantaseando con historias que no son y, sobre todo, terminan culpabilizándose de la ruptura y con la estima por los suelos.

La verdad te libera. Se honesto. Es lo que se merece la persona a la que has amado.

5. Decídete

Marear la perdiz para que te deje la otra parte es una actitud cobarde y desquiciante. Porque la persona que la practica trata de hacer ver cosas como: «lo nuestro no funciona», «es que discutimos mucho» para que poco a poco la otra parte se dé cuenta de que estáis mal.

Esta modalidad de ruptura termina por desgastar a la pared y por romper cuando todo está mucho más deteriorado que si se hubiera roto en su momento.

No responsabilices a tu pareja de las decisiones que tienes que tomar tú. Tienes derecho a romper, no es un delito, no eres mala persona. Pero si te comportas de forma maquiavélica no estará siendo una persona de bien.

Qué hacer cuando tu pareja te echa en cara todo

Cuando tu pareja te echa en cara todo psicologia online neurita blog

6. No sigas como amigo por pena

Asume tu responsabilidad. Después de una ruptura la empatía nos lleva a querer ayudar a la persona que hemos dejado. Sabemos que sufre, que nos necesita y que haríamos lo que fuera por aliviar su sufrimiento.

Equivocadamente, le mandamos mensajes ,llamamos… pero estas conductas alivian momentáneamente a la persona. Con estas acciones solo conseguimos que la persona se quede con lo mínimo que puede quedarse: con las migajas. Esas migajas impiden que la persona dejada afronte su duelo.

La persona necesita sentirse sola, llorar, sufrir, criticarte, romper tus fotos si quiere hacerlo… Pero si quedas con ella, te alivias tú más que la otra parte. Te alivias porque compruebas que está ahí, que te sigue hablando y esto es un consuelo.

Pero hazme caso, aunque te jure y perjure que estar contigo y que tus mensajes le hacen bien, lo hace o dice solo por tener lo mínimo de ti. Pero a la larga es perpetuar el dolor y la agonía de la separación.

7. No pidas un tiempo

A veces también tomar decisiones, nos cuesta entender que vamos a romper algo que será para siempre. Tenemos miedo a tomar decisiones equivocadas.

Otras veces lo tenemos clarísimo, pero pensamos que no siendo tan claros con la otra parte no le haremos tanto daño.

Lo peor que puedes hacer con tu ex pareja es crear falsas esperanzas, jugar con los sentimientos y la estabilidad emocional de la persona. Porque la ruptura duele, pero la incertidumbre mata.

8. No dejes por teléfono, whatsApp o mensaje

Cortar por el móvil, salvo que vivas a muchísimos kilómetros de distancia, es una conducta bastante cobarde. Dar la cara es el mínimo respeto que se merece tu pareja.

Tampoco mandes mensajes, tipo «tenemos que hablar», para preparar el terreno. Sólo conseguirás que no pare de darle vueltas y que la otra parte esté angustiada hasta el día que queréis.

9. Cuida los amigos comunes

Durante una relación se van forjando amistades maravillosas que se comparten en pareja. Y es normal que en el momento de la ruptura los amigos tomen partido.

¿De qué lado se pondrán? Todo dependerá del origen de la amistad, quién aportó los amigos al grupo o con quién de los dos tenemos más complicidad.

En este caso, lo elegante por tu parte sería que quedes con ellos y les comentes que la relación se ha roto. Que te encantaría seguir manteniendo la amistad (si esto es un deseo sincero).

No hables mal nunca de tu ex pareja con ellos. No eches la culpa ni te justifiques. Tampoco tienes por qué dar muchas explicaciones, basta con un simple no ha funcionado. Claro que todo dependerá del grado de intimidad que hayas compartido con tus amigos.

Pero en ninguna circunstancia dejes mal a tu pareja. Y por supuesto, tan poco les exijas que tomen partido en tu ruptura.

10. Sentirse solo es normal

A veces uno cree que al romper y dejar atrás el pasado se sentirá libre, lleno de energía y con ganas de abrir nuevas puertas. Pero puede que sientas nostalgia, que te falte tu rutina y que, además, eches de menos a tu ex.

No puedes confundir echar de menos con amar. Muchas personas al sentirse solas equivocan la nostalgia o la soledad con el amor. Y deciden volver a dar una oportunidad a lo que no funcionaba. Y lo normal es que siga sin funcionar.

Si tomas este tipo de decisiones impulsivas, confundidas a tu ex y le harás mucho daño. Creerá que te has dado cuenta de lo confundido que estabas respecto a tu amor hacia ella o él. Y lo que realmente estaba confundido era tu capacidad para experimentar emociones como la soledad o la nostalgia.

Date un tiempo, queda con amigos, aprende a convivir con la soledad, apúntate a nuevas actividades, habla por teléfono, haz ejercicio, medita, aprende algo nuevo… Pero no juegues con las emociones de la persona que seguro todavía sigue enamorada de ti.

Espero que estos consejos te hayan servido, aunque no espero que te impulsen a romper con tu pareja. No se trata de eso. Lo ideal sería que las relaciones pudieran funcionar y disfrutemos de ellas.

9 Errores tras una ruptura amorosa

¿Necesitas ayuda de un psicólogo o psicóloga online? Ponte en contacto con nosotros.

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología?

Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg