¿Madres tóxicas? Temes a las reuniones familiares. Una llamada telefónica de mamá suele ser un campo de minas emocional, y conscientemente optas por no tener hijos propios porque la paternidad apesta. 

Si te sientes identificado con alguna de estas frases… sigue leyendo. Puede que tengas una madre tóxica. No es culpa tuya que te trate así. Puedes aprender qué está causando este comportamiento y cómo continuar con tu vida de forma productiva y saludable.

Madres tóxicas. ¿Qué es una relación tóxica?

Una relación tóxica es aquella en la que se pone en peligro tu bienestar mental, psicológico o físico. Si bien las relaciones tóxicas se dan en todos los ámbitos de la vida, esta toxicidad puede ser más dañina cuando se produce en el seno familiar. Sobre todo porque los padres son responsables de ayudar a moldear la forma en que sus hijos se ven a sí mismos y al mundo que los rodea.

Puede convertirse fácilmente en una relación que carece de límites personales. Las relaciones tóxicas también pueden provenir de una falta de comunicación o suceder cuando todos los medios de comunicación son principalmente en forma de críticas .

Las figuras de la madre y el padre pueden ser diferentes en cada familia, especialmente en hogares monoparentales o multigeneracionales. Dicho esto, a continuación quiero que descubras la figura de madres tóxicas, y cómo esta relación puede afectar la visión que una persona tiene de sí misma.

Características de una madre tóxica

Este no es un intento de demonizar a las madres, ni pretende alimentar sentimientos de odio hacia la tuya. Sin embargo, será contraproducente, e incluso dañino, poner excusas por su comportamiento y subestimar el alcance del efecto en ti de su comportamiento potencialmente tóxico.

Además, ten en cuenta que esta lista de rasgos de carácter no es exhaustiva. Las madres tóxicas son madres que constantemente ignora los límites establecidos, retiene el amor o invalida tus sentimientos de alguna manera. En otras palabras, muestra rasgos tóxicos y estos pueden manifestarse de más formas que las que se indican aquí.

No es culpa tuya que tengas una madre tóxica. Muchas personas luchan con dinámicas familiares complejas. 

Ningún padre es perfecto. Todos cometemos errores. Afortunadamente, la mayoría de los errores se pueden corregir. Sin embargo, si te criaste en un hogar con una madre con problemas psicológicos, es posible que ahora te des cuenta de la magnitud del daño que causó. 

¿Qué hace a una madre tóxica? 

También es importante recordar que la mayoría de los padres son culpables de algunos, e incluso todos, de los siguientes rasgos, al menos en ocasiones. Es normal y, en la mayoría de los casos, no es dañino. 

Una madre tóxica, sin embargo, mostrará constante o regularmente dos o más de las siguientes características:

  • Crítica constante
  • Comportamiento controlador
  • Manipulación y culpabilidad
  • Humillación
  • Invalidación de sus emociones
  • Agresión pasiva
  • Falta de respeto a los límites personales
  • Relación unilateral
madres toxicas infografia rasgos tipos familias toxicas psicologia neurita online psicologa blog

¿Qué puedo hacer si mi madre es una persona toxica?

¿Qué puedes hacer ante una madre tóxica? No puedes cambiar a tu madre, pero puedes trabajar en tu relación contigo mismo. 

Una de las formas de hacerlo es establecer límites con las personas que te hacen sentir mal. Si descubres que interactuar con tu madre te hace sentir peor contigo mismo, entonces puede ser el momento de establecer algunos límites serios con ella. 

También hay cosas que puedes hacer todos los días para asegurarte de que estás manejando tus emociones de manera saludable. 

A continuación te dejo unos tips sobre cómo hacer frente positivamente a las madres tóxicas:

  • Establece límites y apégate a ellos: incluso si todavía vives bajo el techo de tus padres, puedes establecer límites físicos y emocionales. Esto es especialmente importante en la edad adulta. En ambos casos, déjale claro que si no se respetan estos límites, limitarás el contacto o el tiempo que pases con ellos. Un ejemplo de un límite saludable sería limitar la cantidad de llamadas telefónicas que realizas a tus padres o hacerles saber que no pueden pasar por tu casa sin previo aviso. Se explícito pero amable al explicar estos límites, y luego mantente fiel a tu palabra.
  • Cuídate: esto significa físicamente a través del ejercicio y una buena alimentación, así como mentalmente buscando terapia y participando en actividades como la meditación.
  • Encuentra formas de expresar tus emociones: a través de deportes, ejercicio o arte. El punto principal es encontrar una manera constructiva de dejar salir tus emociones.
  • Practica expresando tus necesidades: y diciendo cómo te sientes. Esto también te ayudará a evitar buscar la aprobación constante de los demás.

Si esto parece demasiado difícil, una forma de obtener ayuda para establecer estos límites es solicitar cita a un psicólogo, que te ayudará a desarrollar la fortaleza e independencia que necesitas. Mereces poder procesar la compleja relación con tu madre.

telegram 2 • Neurita | Blog de Psicología

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 9.jpg