Efecto Dunning-Kruger: el síndrome del cuñado

¿Alguna vez has estado con el típico amigo o familiar (principalmente cuñados) que sabe de todo y siempre tiene la solución infalible para todos los problemas?

Eso de que siempre te dicen como solucionar la crisis y donde comprar las cosas mas baratas que tú, tiene nombre propio y científico: Efecto de Dunning-Kruger.

¿Que es el Efecto de Dunning-Kruger?

Los típicos cuñados que siempre saben más que los políticos, que los científicos y que doctores existen desde que el mundo es mundo.

No fue hasta 1999 cuando unos psicólogos de la universidad de Cornell en Ithaca, decidieron investigar la forma en la que la gente se evaluaba a sí misma, tanto en conocimientos, como en humor o lógica entre otras cosas.

El nombre de estos psicólogos era Justin Kruger y David Dunnning y encontraron que, las personas que tenían puntuaciones muy bajas en los test, pensaban que tendrían resultados mucho mejores.

Para que te hagas una idea, los que puntuaban muy bajo, con un 1 o un 2, en la auto-evaluación creían tener un 6 o un 7.

Así es como descubrieron que las personas con menos conocimientos y menos competencias, se auto-percibían a si mismos como mucho mas inteligentes y mas competentes.

Ante estos resultados, y haciendo uso de una gran imaginación, los investigadores decidieron llamar a este efecto como Síndrome o Efecto de Dunning-Kruger.

¿Cómo funciona el Efecto de Dunning-Kruger?

La teoría propuesta por los investigadores para explicar el Efecto Dunning-Kruger era que, cuando alguien es ignorante sobre un tema, suele ocurrir que ignora incluso su propia ignorancia.

De esta forma, piensan que lo poco que conocen o saben sobre el tema, es en realidad toda la información que existe sobre el tema.

Seria algo así como un pescador que, tras pescar solo sardinas durante una semana, comenzase a pensar que en el mar los únicos peces que existen son las sardinas.

¿Cómo evitar o solucionar el Efecto de Dunning-Kruger?

Cómo ya sabes, el síndrome de Dunning-Kruger provoca una falsa percepción sobre los propios pensamientos, haciendo creer a la persona que es mas inteligente o divertida de lo que en realidad es.

Así de primeras, un poco de falsas esperanzas sobre nuestra inteligencia es algo bueno y que nos ayuda a mantener una autoestima alta.

Pero cuando las personas pretenden mostrar siempre su superioridad, convencer a los demás de que ellos llevan comprando o consiguiendo lo mismo que tu a la mitad de precio o que si ellos fueran presidentes del gobierno el país iría más avanzado que Usain Bolt en sus carreras, pueden volverse en personas muy insoportables y soporíferas.

sindrome superioridad ilusoria

Por suerte, los propios investigadores encontraron una eficaz solución para el Efecto Dunning-Kruger, la educación.

Justin Kruger y David Dunning observaron que cuando se entrenaba y enseñaba a estos sujetos, se volvían mucho mas conscientes de sus conocimientos reales y de sus limitaciones.

Tanto es así que, al hacer de nuevo las pruebas, los resultados sobre sus capacidades se asemejaban mucho mas a las capacidades que creían tener.

Cómo solía decir el celebre poeta Víctor Hugo, “El que abre la puerta de una escuela, cierra una prisión“.

Cómo actuar ante un cuñado o alguien que no reconoce su ignorancia

Encontrarse con estos “cuñaos” es algo inevitable y, prácticamente nos encontramos con uno en casi todas las reuniones familiares.

Además, con la era de Internet, cada vez hay más gente que se lee un artículo o un parrafito en una web de dudosa procedencia y ya se creen los Isaac Newton del tema.

Pero no te preocupes, porque te voy a dar algunos consejos y pautas para lidiar con quienes cumplan las condiciones para el efecto de Dunning-Kruger.

No te irrites con los cuñados

A todos nos puede generar malestar y suele resultar irritante escuchar a alguien que hablar sin parar sobre un tema en el que no tiene razón o no sabe nada.

Procura no enfadarte y no entrar en su juego. Normalmente si intentas discutir con él o ella de una forma agresiva no conseguirás convencerle de nada y, para colmo, te habrás alterado para nada.

Cómo solían decir Timon y Pumba, “Hakuna Matata”.

sindrome superioridad ilusoria

No te enfrentes directamente a ellos

No te marques como objetivo convencer de que no lleva razón a alguien con Dumming-Kruger. Con las típicas frases de “no tienes ni idea” o “¿quién eres tu para hablar sobre eso?” solo conseguirás el efecto contrario y lograras que se enfaden más y no escuchen nada ni a nadie.

Lo mejor es procurar hacerles ver la falta de sentido en su argumentos mediante mas preguntas que enfrenten sus propios conocimientos.

Procura obligarles a ahondar y profundizar mas en el tema mediante preguntas para pillarles para que puedan darse cuenta poco a poco de sus escasos conocimientos.

Básicamente, prueba a usar la mayéutica de Sócrates. Cómo él mismo solía decir “El único conocimiento verdadero es saber que no sabes nada“.

Si no tienes otra opción, dile que se calle amablemente

Esta opción no siempre es la mejor o ni la mas sencilla, pero a veces es lo único que puedes hacer contra un “cuñado” o alguien que cumpla con las condiciones del síndrome de Dumming-Kruger.

Si sientes que esa persona te esta irritando de veras y no puedes aguantar mas, lo mejor es decirle amablemente que ya has escuchado su opinión y que mejor cambias de tema.

¿Quieres ser el primero en conocer los misterios de la Psicología? Únete a la tribu de Neurita, con la newsletter y disfruta de super contenidos exclusivos.

Por |2020-07-27T15:31:55+01:00julio 21st, 2020|Psicología|Sin comentarios

About the autor:

Deja tu comentario

error: El contenido de esta página está protegido