Dilema del prisionero: ¿serías capaz de traicionar?